Sin un buen problema no hay buena solución

e-RRORES Desde hace miles de años la fórmula es la misma, repetida de forma insistente y resumida en: «¿Qué problema solucionas?«. A menudo la respuesta es «¿Problema?, no hay ningún problema», por lo que preparar, comunicar, convencer de una solución que sea PREFERIDA por tus clientes, es una tarea condenada al fracaso. El gráfico otorga un 30% a «Building something …