Sin un buen problema no hay buena solución

e-RRORES Desde hace miles de años la fórmula es la misma, repetida de forma insistente y resumida en: «¿Qué problema solucionas?«. A menudo la respuesta es «¿Problema?, no hay ningún problema», por lo que preparar, comunicar, convencer de una solución que sea PREFERIDA por tus clientes, es una tarea condenada Leer más…