Las presentaciones cambian de fase

admin Storytelling

Ya nada será (presentado) como antes.

El confinamiento, teletrabajo y las condiciones especiales en las que nos encontramos han puesto a las soluciones de videoconferencia en el centro de nuestras vidas.

Whatsapp, Instagram, Life, Zoom, Meet, Skype,Teams…hoy todos somos “usadores” de una tecnología que nos abre nuevas posibilidades y que modificará las maneras en la que nos comunicamos.

Aunque a nivel personal interactuamos con estas herramientas con cortas curvas de aprendizaje y con desparpajo, (que se lo digan a mi madre …), tenemos otro comportamiento en el ámbito profesional. 

  1. Continuamos utilizando presentaciones en powerpoint con estructura lineal.
  2. La densidad de los textos, el tipo de letra y su disposición  en pantalla son la mismas que las que se usaban para reuniones con proyectores en sala.
  3. Nadie renuncia a una generosa ración de logotipos corporativos e imágenes de acompañamiento a los textos presentados. El resultado es un “sálvese quien pueda” , atascos, en la presentación de la información.
  4. Las combinaciones de colores y fondos no están optimizadas para videoconferencia.
  5. El sonido se captura desde el micro interno del equipo, con acoples habituales y ruidos de fondo no deseados.
  6. No se hace uso de pizarras electrónicas (Jamboard, Sketchbook, Duet…) para construir el mensaje dibujando mientras se habla.
  7. No se navega “en directo” sobre internet, mostrando la información desde enlaces o desde los recursos en y de la red. Se mantiene una percepción de “riesgo” cuando el mismo mantenimiento de la sesión es garantía de conectividad y no se penalizan los anchos de banda de los que asisten (no depende de la infraestructura del participante)
  8. La misión de quien presenta la sesión es movilizar a través de la emoción, para lo que tiene distintos recursos, principalmente voz e imagen. Su papel es MUY distinto que en otro tipo de formatos.Es-ha-de-ser un conductor, no un lector de textos.
  9. La regla de la atención decreciente se cumple aún más en este formato, por lo que se requieren nuevas técnicas para conseguir interactuaciones para mantenerla.
  10. Hay que aprovechar este formato para hacer aquello que no se puede hacer mejor de otro modo. El envío de información, facilitar instrucciones, dar y recibir opiniones …pueden hacer uso de otros formatos igual o más efectivos. La EMOCIÓN que intercambiamos, de forma simultánea en el transcurso de una videoconferencia es el GRAN VALOR que debemos de identificar y promover.

Esto no ha hecho más que empezar y las nuevas tecnologías nos darán nuevos MEDIOS, pero no más FINES.

El QUÉ por encima de los CÓMOS.

Nos “vemos”….emocionados.