La corbata no miente

Recientemente he tenido la oportunidad de hacer balance sobre aquello que he ido aprendiendo en la vida. Sea por desaprender o por escoger aquellos temas que me motivan más, he podido volver a coincidir con experiencias ya vividas para reconsiderarlas desde mi momento actual.

La comunicación no verbal es uno de ellos.Desde mis inicios de junior siempre he disfrutado de la observación del comportamiento visible y construido patrones que me ayudaran a disponer de mayor información sobre el acto de comunicación.

Uno de los elementos que está en serio declive pero que me ha acompañado en todos estos años es la corbata. ¿Qué información nos da una corbata?

  • Su nudo: Tamaño, forma, diferencia de color con respecto al resto de la corbata, desgaste lateral (hilillos), apertura respecto del cuello cerrado de la camisa, proporción en relación al tipo de cuello escogido, asimetría, canales…
  • Su distancia respecto de la hebilla del cinturón: Por morfología de quien la lleva (altura, abdomen, modelo de corbata), por tipo de nudo escogido (simple o doble).
  • Su diseño y material: Tipo de seda, estampado, detalles (animales, flores, heráldico, signos…), anchura, mantenimiento (desgastes, deshilachados, manchas, deterioro)

¿Cuántas corbatas vemos en TED?,¿Qué significa llevar corbata cuando nuestro interlocutor no la lleva?¿Donde y cuando guardar la corbata cuando queremos prescindir de ella en una conversación?¿Con qué excusa?.

La comunicación no verbal está formada por miles de estímulos que revisamos de forma inconsciente de los que, con suerte,  podemos aislar artificialmente alguno de ellos para construir hipótesis que nos permitan mejorar la eficiencia de la comunicación en nuestras conversaciones.

Pocas cosas son totalmente casualidad.

corbatas