Pin-PAN-Pum. Hist(e)(o)rías de vendedores.


Dos posts ago, hablaba de panes y sobrevivencias superviventes en la distribución de “experiencias pánicas” en mi pequeño barrio.
Comparten escenario esas dos propuestas con alguna más que vienen en alinearse en una calle de unos 73, 25 metros ( ;)…esos dos decimales y su reliablity…).Una calle que llamamos Avenida y que en tres años me ha contado las siguientes historias-histerias:

  • Una operadora de telecomunicaciones, que cierra y es absorbida por otro distribuidor de Vodafone.
  • Una pizzeria, que es sustituida por una empresa que externaliza la diversión de los niños/as en actividades, que cierra y ofrece el local a otros usos.
  • Una empresa de energías renovables, que ya-no-puede-más y que da a luz en ese local a una lavandería industrial.
  • Una gasolinera, que cambia de titularidad para integrarse en cadena (Repsol).
  • Un bar…que sigue (!!!)
  • Un local..que fue alquilado UNA vez para la campaña de las autonómicas…independentismo de diseño que no prosperó.
  • Un broker de hipotecas..que sigue.
  • Un comprador de oro..que sigue (!!)
  • Un establecimiento-bar Kebab…que sustituye a un pizza world (transculturalidad concretada).
  • Una tienda de alquiler de coches..que se muda al polígono..(vacante el local)
  • Un restaurante de caída capa…por reorientar.
  • Un schlecker…que aguanta como un jabato.
  • Una inmobiliaria…de las tres que habían…que aguanta con mucha cristalera por rellenar.
  • Una oficina de cajamadrid…que cierra.
  • Una oficina de la CAM…cerrada.
  • Una catalunya caixa que antes era Caixa de Catalunya y ahora no sabe lo que será.
  • Un veterinario..que veterano como es, veteraniza cada vez mas.
  • Una PANADERÍA cerrada.
  • Una tienda de muebles de cocina…que cambia de muestrario de forma cíclica..(?)
  • Un bloque de pisos por reformar…tiempo que tendrá…
  • Una panadería y otra…de las que ya hemos hablado…la segunda ocupando un espacio que antes tenía..Bang Olufsen…
  • Y un Don Piso cambiado a Viajes El Corte Inglés y otra inmobiliaria con el edificio por derribar.
  • Una librería que se enroca en acera con cambio de torre por alfil, 4 números más pa´llá…cerca de la tienda de estética para proporcionar morenez y bálsamos curativos.
  • Ah..y la pescadería con glamour que no “encajó” y que duró tres meses al lado de la tienda de instrumentos musicales que aún re-percusiona.

Cada día paso por delante. A veces leo en twitter gurutizaciones de all over the world. La verdad es mucho más real, republicando la dictadura (Hobbes!!) del mercado.

Son pocos metros. Muchos milímetros. Mucha vida comercial.

Y sin embargo..se mueve.