Motivos

Motivos.

Lo que nos mueve.

Conscientes o inconscientes. Racionales o irracionales. Reconocidos o irreconocibles.

Interesarse por los motivos, propios y ajenos,  a menudo implica incomodar.

“Por que me gusta”, “por que sí”, “nunca lo pienso”, “lo siento así”, “no pienso, siento”. Curiosidad empezando por uno mismo ensimismado aflorando simio y mimo de gestos copiados.

Pensar que el corazón piensa y que la cabeza late. Pensar que se puede pensar en libertad cuando somos cultura, ADN re-evolucionado, reglas y condiciones para sobrevivir en un contexto de relación con los otros.

Vasodilatación periférica y ese picor en la nariz que siempre negamos al rascarnos. Pupilas dilatadas. Respiración acelerada. El gusto por gustar, galantes, el disgusto por la soledad no buscada. Comprar satisfactores en el mercado de la relación. Decirlo en voz alta y perder el glamour.

La escasa libertad consciente después de millones de años con las cartas marcadas. La repetición de las reglas de supervivencia en contextos de distinto atrezzo.

Aprender a convivir con ello, a reconocerlo o jugar a ignorarlo.

El acto de observar, continuamente, nuestro comportamiento-como un bellaco en relación. Sin intervenir, adivinando que somos mucho mas parecidos a los que fueron antes que a los que nos gustaría llegar a ser.

Física, química, lo inexplicable porque aún no lo sabemos…pero que existe y nos mueve.

Nos motiva.