Amelie

la q de quni

q de quni

Escuchando a Pereza aparece Amelie.

Amelie la de la sonrisa de monnalisa franca francesa.

Amelie la de la ganzua de ingenua genuidad.

En estos días de sobreinformación, subexplicación y de ganas de formateo que te veo, aparece Amelie como meta-megáfora de la serendipia.

Barbilla ladeada, brillo en los ojos y flequillo acortinado, Amelie ve mas allá de lo que  de verdad se ve. Su be. Be S.A.:El arte de pensar con la cabeza que quieres pensar con el corazón y latir pensamientos: Con razón el corazón. Sin mentir a la mente.

Pilleria de Messi sin ofender en el quiebro y cabeza de Xavi generoso en el espacio. Ying y yang.

Permanecer quieto no es lo mismo que no hacer nada. Mirar antes de cruzar.

Zumo de percepción con cubitos de emoción. Prescindir del “cómo” para entender el “qué” y a “quién”.

Sonrisa de Amelie